"Con ellos comparto y con ellos recuerdo"

viernes, 18 de septiembre de 2009

EL SUEÑO DEL EGO




EL SUEÑO
Durante el sueño, el Ego se escapa del cuerpo físico. Esta
salida del Ego es necesaria para que el cuerno vital pueda re-
parar el cuerpo físico. En los mundos internos el Ego anda so-
ñando. Realmente podemos asegurar que el Ego se lleva sus
sueños a los mundos internos. En los mundos internos el Ego
se ocupa de las mismas cosas que lo tienen fascinado en el fí-
sico. Así vemos al carpintero durante el sueño en su carpinte-
ría, al policía cuidando calles, al peluquero en la peluquería,
al herrero en su herrería, al borracho en la taberna o cantina,
a la prostituta en la casa de sus placeres, entregada a la luju-
ria, etc., etc. Viven todas esas gentes en los mundos internos
como si estuvieran en el mundo físico. A ningún viviente se le
ocurre preguntarse a sí mismo durante el sueño si está en el
mundo físico o en el astral. Los que se han hecho semejante
pregunta durante el sueño, han despertado en los mundos in-
ternos, entonces con asombro han podido estudiar todas las
maravillas de los mundos superiores. Sólo acostumbrándonos
a hacemos semejante pregunta de instante en instante durante
el estado llamado de vigilia podemos llegar a hacernos seme-
jante pregunta en los mundos superiores durante las horas en-
tregadas al sueño. Es claro que durante el sueño repetimos
todo lo que hacemos durante el día; si durante el día acos-
tumbramos a hacernos esta pregunta, durante el sueño noc-
turno, estando fuera del cuerpo, resultaremos repitiéndonos la
misma pregunta. El resultado será el despertar de la concien-
cia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...