"Con ellos comparto y con ellos recuerdo"

miércoles, 19 de octubre de 2011

LA POSTURA. MEDITACIÓN

Tradicionalmente la postura más recomendada es la de los siete puntos, aunque al principio resulta difícil. Lo esencial es hallar la postura más cómoda para cada uno.


1. LAS PIERNAS. Si es posible, siéntate en la postura del loto (las piernas cruzadas y los pies colocados encima de los muslos de la pierna opuesta), o del medio loto (el pie izquierdo debajo de la pierna derecha y el pie derecho encima del muslo izquierdo); también puedes sentarte en una posición sencilla, con las piernas cruzadas y los pies en el suelo. Un cojín duro debajo de las nalgas te ayudará a mantener la espalda recta y permanecer sentado más tiempo sin molestias en los pies y piernas. Y si no puedes sentarte en el suelo en ninguna de estas posturas no te preocupes, lo importante es estar cómodo. Lo puedes hacer en una silla o en una banqueta.
2. LOS BRAZOS. Los hombros y los brazos deben de estar relajados. No tienen que hacer presión contra el cuerpo sino mantenerse unos centímetros separados para permitir la circulación del aire; esto ayuda a prevenir la somnolencia. Las manos en el regazo por debajo del ombligo y con la derecha sobre la izquierda, con las palmas hacia arriba. Las dos manos deben estar ligeramente curvadas para que las puntas de los pulgares se unan formando un triángulo.
3. LA ESPALDA. Es lo más importante. Debe de estar en línea recta, relajada y ligeramente estirada, como si las vértebras fuesen un largo montón de monedas. Tal vez te resulte difícil al principio pero con el tiempo se volverá natural y te darás cuenta de sus beneficios.
4. LOS OJOS. Al principio resulta más fácil concentrarse con los ojos cerrados. Sin embargo, es recomendable dejarlos ligeramente entreabiertos para que pase algo de luz y dirigir la mirada hacia abajo. Esto se hace para evitar el adormilamiento.
5. LA MANDÍBULA. Estará relajada y los dientes ligeramente separados, sin apretar. La boca también tiene que estar totalmente relajada, con los labios tocándose ligeramente.
6. LA LENGUA. La punta debe de tocar el paladar, justo detrás de los dientes superiores. Esto reduce la secreción de saliva y, por tanto, la necesidad de tragarla. Ambas cosas se convierten en grandes obstáculos a la meditación a medida que tu concentración aumenta.
7. LA CABEZA. Si está demasiado levantada puede que tengas problemas de dispersión o agitación mental, si está demasiado inclinada de adormecimiento o pesadez mental. El cuello debe inclinarse un poco hacia abajo para que tu mirada quede dirigida de forma natural hacia el suelo, enfrente de ti.


Estos son algunos libros que Ediciones Dharma pone al alcance de todos de forma gratuita.


Adiestrar la mente del XIV Dalai Lama
descarga
Tu mente es un océano. Aspectos de la psicología budista de Lama Thubten Yeshe
descarga
Virtud y Realidad de Lama Zopa Rimpoché
descarga
Sé tu propia terapeuta de Lama Yeshe
descarga

10 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

Recuerdo cómo Tony de Mello comentaba de algún instructor en técnicas de meditación que sabía si uno estaba meditando o no por la posición de la espalda. También decía que hay que sintonizar con la propia cultura y que si no has sido educado para tener tu cuerpo en la posición de loto -pongamos por caso- lo mejor era buscar una posición adecuada a cada uno.

Gracias por tu exposición comprensiva con las dificultades de flexibilidad de muchos, y por esa motivación para encontrar el punto justo de comodidad sin caer en el sueño.

Un abrazo

JAVIER AKERMAN dijo...

Fundamentales descripciones, querido Salva. Y cabe recordar además que la meditación debe hacerse extensiva a cada acto de nuestra vida.
Un fortísimo abrazo.

Londonnek dijo...

LA CARA, es increible como la tenemos tensa todo el dia y no nos damos ni cuenta, basta pensar en ello y sentimos automaticamente su relajación.
Un abrazo, Salva.

Salva dijo...

Hada, gracias a ti por enriquecedor comentario.
Un beso.

Mi querido amigo Javier, como siempre es un honor leer las aportaciones de un gran Maestro en este arte. De gran importancia el punto que nos aclaras.
Un fuerte abrazo.

Efectivamente Londonnek, al igual que la cara, en mi caso tambien noto la tensión en las mandibulas, los dientes apretados. Al ser conscientes la relajación es automatica.
Un abrazo.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Salva

Cuando intento meditar los pasos que das, me cuesta mucho concentrarme en lo importante. Intentaré de nuevo seguir los pasos tal y como explicas, a ver si esta vez lo logro.

Con lo fácil que es meditar a mi manera, relajadamente y sin que me duela el cuerpo, y sobre todo, consiguendo resultados. Nada, que lo intento a la vuestra, prometido.

Besotes.

Silenciosa-mente dijo...

Hola Salva, qué bueno no sabía que editorial Dharma dejaba descargar gratis libros, aquí en Montevideo es muy dificil encontrar libros de ellos, y ahora es dificil hasta de budismo en general. Hace mucho tiempo que estoy desconectada, recien estoy volviendo. Me gustaría que pases por mi blog y compartir contigo mi experiencia.
Un abrazo.
Mónica.

Salva dijo...

Maria Eugenia, mi consejo es que continues meditando como creas que obtienes mejores resultados.
Un abrazo amiga.

Hola Mónica, que alegria volver a leerte por aquí, me alegra tu vuelta. Ahora mismito me paso por tu blogs.
Un besote.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Salva

Eso me temo que seguiré haciendo. Ayer lo intenté, jajaaj y fue un desastre. Estaba incómoda. Menos mal que la meditación es fluir y todo llega en su momento.

El mio es el de meditar mientras camino o contemplo el mar.

Besotes.

Humberto Dib dijo...

Entro aquí y me voy con una enseñanza...
Un abrazo.
HD

Miluna dijo...

Salva muy buena la teoría para la meditación, estoy totalmente de acuerdo con todos los puntos..
me ha gustado mucho este blog esta lleno de paz y sosiego..

Besos Y Sonrisas..

NAMASTÈ

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...