"Con ellos comparto y con ellos recuerdo"

lunes, 20 de enero de 2014

LA NOCHE OSCURA DEL ALMA





  En una noche oscura,
con ansias en amores inflamada,
(¡oh dichosa ventura!)
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.                     

  A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
(¡oh dichosa ventura!)
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.                     

  En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz ni guía                              
sino la que en el corazón ardía.                 

  Aquésta me guïaba
más cierta que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.                    

  ¡Oh noche que me guiaste!,
¡oh noche amable más que el alborada!,
¡oh noche que juntaste
amado con amada,
amada en el amado transformada!                  

  En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.               

  El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
y todos mis sentidos suspendía.                  

 Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el amado,
cesó todo, y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.
                      San Juan de la Cruz   



OFUSCACIÓN
Voy camino del abismo,estoy cayendo al vacío
sin ninguna protección.
Soy la llama imaginaria de una vela apagada,
no alumbro ningún camino.
Soy la desdicha de tu dicha,
soy un hombre sin hombría,
soy el causante del desgaste
de tu vida y de la mía.
Soy el fuego que te quema,
soy la causa que te apena,
soy el barco abandonado
en alta mar y a la deriva.
Estoy en medio de la tormenta,
sin paraguas ni gabardina.
Soy el mártir de la melancolía,
sólo siento paz en el sueño imaginario
de una mejor vida.
Soy la queja constante,
el malhumor personificado,
el destructor de la alegría.
Soy una ladera sin vegetación,
Un vendaval de hipocresía.
Soy el mástil de la bandera del pirata,
que te quita la ilusión de la vida,
tan solo de vivirla.

Siento Mis Latidos


...y después siempre llega la dicha.



7 comentarios:

Marilyn Recio dijo...

Preciosas!!!

;o)

Miguel Ángel dijo...

Me encanta la mística poética de San Juan de la Cruz, uno de los más grandes autores de la literatura española dorada.Un abrazo

Hada Saltarina dijo...

Ay, qué dureza, Salva; nadie puede verse de forma tan negativa porque no es real.

Sobre la noche oscura de San Juan de la Cruz mucho se ha hablado... ¡quién no ha vivido noches oscuras! Pero últimamente leí algo referente a que ese poema parecía describir (aparte del tema místico) la huída de la cárcel en la que le tenían sus hermanos relegado. Hasta que pudo hallar la casa sosegada.

Un fuerte abrazo

Laura dijo...

Quedéme y olvidéme, ...)

Ahí está el SER. Olvidarse del traje, apearse del ego.
En el Silencio.

En el ofuscamiento, los pensamientos y las emociones nos sacuden para tomar conciencia. Y por fin regalarnos la dicha de encontrarnos con el YO SOY, que no es otra cosa que acogernos amorosamente en lo que tenemos de carenciados y experimentar la realidad de lo que YA SOMOS, incluidas nuestras sombras.
EL YO SOY es la no-dualidad, es Todo.

San Juan de la Cruz, además de un excelente poeta es un referente en mi vida.

Y tu poema Salva, es precioso, la sombra siempre te lleva ...a la Luz, a la Dicha.

Un abrazo

José Ramón dijo...

Salva La primera imagen es fabulosa acompañada de bellas letras gracias por su visita.

Saludos desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

teresa dijo...

Salva, nunca habia leido nada de San Juan de la Cruz.
Los clásico los he leido muy poco, lo justo de los estudios.
Me encanta visitarte.
Un fuerte abrazo y hasta pronto.

osane dijo...

Espero que la dicha se quede a vivir contigo por siempre. Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...