"Con ellos comparto y con ellos recuerdo"

miércoles, 5 de febrero de 2014

SAN AGUSTÍN DE HIPONA (Confesiones)


En palabras poéticas, de una fuerza inusitada, describe San Agustín su propia conversión a Dios, su búsqueda tardía. Como esa búsqueda de bienestar en el exterior no tiene sentido, pues lo que buscaba estaba en él y dentro de él. Es un texto bello, conciso y entrañable. Es una plegaria de admiración y adoración. Dice así:

¡Tarde te amé,
hermosura tan antigua y tan nueva,
tarde te amé!
Y ves que tú estabas dentro de mí y yo fuera,
Y por fuera te buscaba;
Y deforme como era,
Me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste.
Tú estabas conmigo mas yo no lo estaba contigo.
Me retenían lejos de ti aquellas cosas
Que, si no estuviesen en ti, no serían.
Llamaste y clamaste, y rompiste mi sordera:
Brillaste y resplandeciste, y fugaste mi ceguera;
Exhalaste tu perfume y respiré,
Y suspiro por ti;
Gusté de ti, y siento hambre y sed;
Me tocaste y me abrasé en tu paz.
"Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está
inquieto hasta que descanse en ti"
San Agustín

Cuando nos encontramos lejos de Dios, podemos afirmar como San Agustín : “Tú estabas dentro de mí y yo fuera”

6 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Que gran verdad, siempre buscamos afuera lo que desde eones estuvo dentro, somos chispas divinas, y todavía nos cuesta entenderlo.

Besos Salva.

Hada Saltarina dijo...

Hace muchos años leí las Confesiones de San Agustín, pero independientemente de su lectura, lo cierto es que muchas de sus frases han queado marcadas a fuego en muchas almas, como la de "Ama y haz lo que quieras"

Besos

Laura dijo...


Ya SOMOS, aquello que no tiene nombre.
Nos falta dejarnos VIVIR con consciencia, entregarnos sin miedos a Experimentar lo que ya Somos, TODOS lo llevamos incorporado " de serie".

Un saludo

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Salva

Solemos buscar fuera lo que está dentro. Bonita reflexión.

Besotes.

Misterio Azul dijo...

Te decía que me vino muy bien leerla en ese preciso momento.

Una oración muy bonita, que deja ver como todo lo tenemos dentro, es allí donde hay que buscar...

Muchos besos.

Caminante Willy dijo...

Nada se aquieta hasta volver a la fuente!

Maravilloso corazón el de San Agustín... y gracias al tuyo por compartirlo!

ABRAZO DE LUZ!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...