"Con ellos comparto y con ellos recuerdo"

domingo, 21 de agosto de 2011

¿BUENA SUERTE? ¿MALA SUERTE? ¿QUIÉN SABE?


Una historia china habla de un anciano labrador que tenía un viejo caballo para cultivar sus campos. Un día, el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaban para condolerse con él, y lamentar su desgracia, el labrador les replicó: «¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe? Una semana después, el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de caballos. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Este les respondió: «¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?». Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto como una desgracia. No así el labrador, quien se limitó a decir: “¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?». Una semana más tarde, el ejército entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota le dejaron tranquilo. ¿Había sido buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?
Todo lo que a primera vista parece un contratiempo. puede ser un disfraz del bien. Y lo que parece bueno a primera vista puede ser realmente dañoso. Así, pues, será postura sabia que dejemos a Dios decidir lo que es buena suerte y mala y le agradezcamos que todas las cosas se conviertan en bien para los que le aman.

(Anthony de Mello)



Las cosas nunca son tan malas como parecen. Siempre podemos encontrar algo bueno en lo malo si sabemos buscarlo: más belleza que defectos, más esperanza que desespero, más bendiciones que decepciones. Es imposible saber cada momento lo que más nos conviene. Cuando nos damos cuenta que las cosas ocurren como se supone que deben ocurrrir, podemos empezar a aceptar cada situación por lo que es en sí misma, y buscar el mensaje que de ella hay que aprender, en lugar de etiquetarla de "buena" o "mala".
Te desafío a que empieces a mirar tu vida de forma diferente, desde ángulos distintos. La próxima vez que te encuentres con una decepción, anímate con el cuento del agricultor chino. Recuerda que cualquiera que sea esa decepción, no tienes por qué permanecer en ella, y que es algo pasajero.


Aguarda con paciencia, ten fe, busca lo positivo y lo verás.


Puedes pasarte la vida dándole vueltas a lo que te ocurrió en el pasado, o puedes usar la experiencias desafortunadas como oportunidades para cambiar tu vida y vivirla con calidad. De ti depende.

12 comentarios:

Patricia dijo...

excelente enseñanza la de este cuento!

tienes razón en tus palabras, finalmente, la calidad de nuestra vida depende de nosostros mismos.

un beso grande.

Mari Carmen S R dijo...

Estoy completamente de acuerdo con Patricia Salva. Gracias por compartir este bonito y reflexivo cuento.
Disculpa que no entre más a menudo cielo, pero entre la casa,el trabajo,los blogs, facebook,correo, etc. etc. etc. no doy a basto.
Un fuerte abrazo Salva.

Mari Carmen S R dijo...

Salva cielo, me vuelvo a unir a tus blogs que a lo que veo ha desaparecido mi imagen del perfil y no puedo entrar con la cuenta no sé el motivo.
Un fuerte abrazo cielo

Salva dijo...

MARICARMEN
Entiendo bien lo que dices.
Precisamente yo no puedo dedicar el tiempo que me gustaría a sentarme frente al ordenador.
En referencia a lo de tu perfil, no sé que ha podido pasar. Si te digo la verdad no soy muy amigo de la tecnología, me cuesta un mundo entender todas estas herramientas de ordenadores e informática. Llevo un tiempo que hay problemas cuando intento comentar en vuestros blogs, son pocas las veces que lo consigo. Por supuesto que estoy al tanto de vuestras publicaciones, pero no puedo comentar.
Un beso querida Maricarmen.

Mari Carmen S R dijo...

Pues salva cielo, ahora ya tengo de nuevo la foto, pero ahora resulta que no me deja entrar a ningún perfil, ni tan siquiera en el nuevo. ¡¡¡Es increíble!!!
Te mando un fortísimo abrazo cielo y gracias de todo corazón por tu comentario.

Red. dijo...

Buena suerte, a full!!

Nada sucede por mala suerte, todo lo que nos pasa es lo único que podría pasarnos, y es lo mejor que nos puede pasar, aunque a veces no lo parezca así en el momento y tengo cientos de ejemplos de ello.

Suerte!!

Salva dijo...

PATRICIA
Gracias por tu visita, otro beso para tí.

RED
Te deseo la misma suerte amiga.
Gracias y un abrazo.

Hada Saltarina dijo...

Conozco la historia y desde luego que resulta muy instructiva y necesaria.

Un fuerte abrazo

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Salva por tu visita, me has alegrado el día, pues te aprecio.
El relato de Melo es muy aleccionador. Te dejé un premio a la amistad en el mes de Junio el día 27 lunes, con motivo de mis 60 años. Si tuviese tu correo te lo hubiese mandado. El mío está en mi perfil.
Te dejo un beso de ternura
Sor.Cecilia

Salva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Salva dijo...

SOR CECILIA
Muchas gracias hermana, ya recogí el premio y lo puse en el blogs.
Feliz semana,un beso.

Al Marqz dijo...

No encuentro la versión completa de este relato... tus videos del blog son estupendos, gracias.


PTB

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...